Historia de un bargueño

Caja ensamblada a lazo -cola de milano-de 44x28x34 cm, con puerta. Interior con siete cajones. Descripción de los materiales: Maderas, nogal español en caja y puerta, palo santo en frontales de cajones y peinazo, ébano marqueteado incrustado en los cajones fileteando el marfil, boj en tiradores, tejo en el alma de los cajones . Láminas de marfil con pirograbados alegoría al Emperador Carlos V. Trampantojo de bocallave y escudo imperial al óleo. Bisagras y cerradura antiguas y originales.

En la realización: Ebanista- Ángel Maestre. Asesor-Miguel Elena .Ideólogo,pirografista diseñador-Negrín.

Acontece esta historia hacia el año 2004; como en tantas otras ocasiones en mi trastear por los chamarileros en una tarde cualquiera, me encontré con un piano, si, si,… un piano, han leído bien, enorme, negro, abatido y entregado a la carcoma. En un primer vistazo levanté la tapa que guarda el teclado y enseguida supe que ahí dentro se ¨escondía un bargueño¨, y es que sus teclas eran de marfil y ébano. Las negociaciones se prolongaron hasta bien tarde. Aún hoy conservo algo del botín y el espectacular y pesado arpa que la carcoma no consiguió roer.

En otro orden de sucesos, el bargueño pasó a ser propiedad de la Fundación Academia Europea de Yuste –amigos y clientes- para atenciones protocolarias.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Pin on Pinterest0Email to someoneGoogle+0
Tags:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Y que bien que te expresas Pinceles.

Un lujazo, que lo he visto con estos ojitos. Me encanta la historia del piano. Pecador no me habías contado lo del piano. Esto le añade un valor musical al histórico-cultural-artesanal.

Thank you very much for infu. The author RESPECT and uvazhuha.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*